En una año se puede amortizar la compra de un equipo de GNC

Por quirgroup.

 

Ante la suba del precio de los combustibles, muchos consumidores optan por migrar al gas

 

La decisión hay que tomarla con la calculadora en la mano, con el lápiz fino. Es que los consumidores enfrentan una encrucijada difícil a la hora de decidir si convierten o no sus vehículos a GNC. En Mendoza ponerle al auto un tubo amarillo de quinta generación -que son los que utilizan los vehículos de media y alta gama- tiene un costo que ronda entre los $15.000 y los $20.000. Se trata de una inversión importante para cualquier bolsillo que obliga a meditar con la almohada la posibilidad de realizar el cambio o no.

Más allá de los últimos incrementos que se registraron en los precios de los combustibles líquidos y del GNC fueron sostenidos durante el año pasado y continuarán durante este año, según estiman algunos referentes del sector) la pregunta del millón es ¿Qué conviene más? ¿Dejar el auto a nafta o pasarlo a gas para intentar ahorrar dinero?

Algunos entendidos en el tema sostienen que con el ahorro que genera el uso del gas (un 60% en términos de consumo) comparado con un auto que funciona a nafta, recorriendo unos 20.000 kilómetros por mes, se recupera el costo de la instalación del equipo en un año.

El periodista especializado en economía Mariano Otaróla, autor del libro ¿Qué hacemos con los pesos? realizó el siguiente análisis: «Si a diario se manejan en promedio unos 30 kilómetros, que en un mes suman 900 kilómetros, se gastan aproximadamente $ 21.816 anuales en nafta. Sin embargo, recorrer la misma distancia cuesta $ 7.560 si el vehículo usa gas. Así, con una diferencia anual de $ 14.256, tomaría 12,6 meses recuperar la inversión realizada para hacer la conversión del auto».

Víctor Derlich, de ESI Gas, -números más, números menos- y con otras palabras llega a la misma conclusión que Otaróla. Lo explica así: «En la actualidad el precio de un equipo de GNC se ubica entre los $15.000 y los $20.000 y si a eso le sumamos que se puede financiar hasta en 12 cuotas con tarjeta de crédito, podemos decir que prácticamente el equipo se paga solo».
Derlich asegura que otro factor importante a tener en cuenta al momento de tomar una decisión es que -según estima- el precio del GNC ya alcanzó su techo durante el año pasado, mientras que el precio de los combustibles líquidos todavía se encuentra retrasado en relación con el valor del dólar por lo que continuarán los aumentos. Hoy el metro cúbico de GNC ronda los $9,90 mientras que un litro de nafta súper se ubica en los $17,65.

Ver nota completa en la fuente