Gas, una de las oportunidades que se abren

Por quirgroup.

Será tanto comprimido como líquido. Empresas locales ya vendieron 30 equipos completos para instalar estaciones de GNC.

 

Los acuerdos firmados ayer por Cristina Fernández y Vladimir Putin tienen como eje la transferencia de tecnología. El más claro y visible es sobre energía nuclear, pero no es el único. Son varios los casos en los que la taba se da vuelta para que sea Argentina la que transfiera conocimientos a Rusia.

Uno de los ministros que más contactos mantiene con el gobierno y los empresarios rusos es la de Industria, Débora Giorgi, quien destacó ante Tiempo Argentino las oportunidades que se abren para el país a partir de la firma de los distintos convenios.

«Estamos trabajando muy fuerte en la exportación de tecnología de punta en materia de gas natural comprimido y gas natural líquido para su utilización en autos y medios de transporte», detalló Giorgi.

Las empresas argentinas vendieron 30 equipos completos para la instalación de estaciones de servicio de GNC y aspiran a tener un rol protagónico en el plan de expansión que impulsa el gobierno de Putin para ese combustible.

«Tenemos una tecnología muy competitiva, casi sin comparación en el mundo, y estamos muy bien posicionados para el segundo tramo de la licitación que implica compras por 150 millones de dólares», contó la ministra.

Rusia diseño un programa de impulso a la utilización de combustibles que incluye el subsidio para la instalación de estaciones de servicio en los distintos municipios e incentivos fiscales para la actividad.

Pero la apuesta de la Argentina no es sólo en GNC, también tiene en vista la licitación de tres plantas de compresión de Gas Natural Líquido, una en Moscú para el transporte de pasajeros y camiones; otra en San Petersburgo para barcos y la tercera en Siberia, destinada a transporte vinculados a la minería.

Giorgi celebró el acuerdo entre YPF y Gazprom. Lo consideró un imán importante para incrementar el desembarco de empresas rusas con aporte de tecnología. Mientras tanto, trabaja intensamente para que compañías argentinas con experiencia en la recuperación secundaria de pozos petroleros puedan acceder a los importantes contratos que licitará Rusia en un intento por mejorar la vida útil de su estructura de explotación de ese hidrocarburo, muy por debajo de los índices que exhiben otros países productores como losEstados Unidos.

«Argentina tiene una amplia experiencia en la recuperación secundaria y tenemos muchas expectativas que las empresas de nuestro país puedan participar de este negocio», concluyó.